CUIDAMOS DE TU SALUD

“Si vas a exponerte al sol no uses vitamina C, puedes mancharte la piel”. Esta es una frase que escuchamos con frecuencia y que suele interferir en nuestra rutina de cuidado a la hora de escoger nuestros productos y cosméticos. 

Lo cierto es que no hay nada más alejado de la realidad, la vitamina C es uno de los mejores aliados a la hora de exponerte al sol, y como estamos en verano queremos aclararte esta controversia para que escojas el mejor producto y prepares tu piel para recibir los rayos de sol, siempre con cuidado, pero lejos de ese estigma. 

La vitamina C y sus bondades para la piel

Es cierto que la vitamina C suele ser utilizada en diversas fórmulas de la dermocosmética para aclarar la piel generando un efecto peeling, estos productos en específico son combinados con un pH ácido para favorecer la exfoliación y remoción de las capas superiores de la piel, y es esta combinación la que genera la sensibilidad a la luz que reacciona manchando la piel.

Sin embargo, por sí mismo este micronutriente es un poderoso antioxidante que protege la piel de los radicales libres y previene el envejecimiento, siendo así ¿Por qué no usarla para prevenir las manchas en verano?

Usar productos que contengan vitamina C en verano, puede ser la mejor forma de tratar las manchas en la piel y prevenir la aparición de nuevas. Esto es gracias a su capacidad de regular la melanina cuando estamos expuestos al sol.

Si a lo anterior le agregamos propiedades tonificantes, sumamos más puntos a su listado de beneficios. La vitamina C es ideal a la hora de lograr una piel más firme, ya que tiene la propiedad de estimular la síntesis de colágeno.

Beneficios de la vitamina C bajo la exposición al sol

Recomendaciones en el uso de Vitamina C

Nunca está demás la prevención, y en torno a esto te dejamos ciertos tips que beneficiaran a tu piel cuando le apliques vitamina C:

  • Una adecuada higiene es necesaria y cuando vas a usar vitamina C para la cara, esta debe ser más estricta para evitar que quede acumulada dentro de los poros y genere un poco de oscurecimiento. 
  • Semanalmente exfolia la piel para remover impurezas y otras partículas que pudieran quedar acumuladas en sus capas superiores.
  • Una buena protección solar sin duda contribuye con la vitamina C en lo que al cuidado y prevención del envejecimiento cutáneo se refiere. 

Para finalizar, lo apropiado es no dejar de lado la vitamina C en verano, sino ser cuidadosos a la hora de escoger las fórmulas, inclinándose siempre por productos de calidad, y con el apoyo en una buena rutina de cuidados de la piel. Sigue nuestros consejos de dermocosmética y verás cómo tu piel lo agradecerá.