CUIDAMOS DE TU SALUD

En el mercado, existe un suplemento alimenticio conocido como leche de crecimiento. ¿Es necesario incluir este complemento en la dieta de los bebés?

A partir de los 12 meses de edad, los bebés ya están listos para comenzar a consumir leche de vaca entera. Esto se debe a que el tracto digestivo de los niños es suficientemente fuerte como para digerir las proteínas que contiene. Sin embargo, cuando hay que hacer la transición en la alimentación, a muchos padres les preocupa que sus bebés no consuman los nutrientes suficientes.

Consumo adecuado de la leche de crecimiento

leche-de-crecimiento-bebes

Estudios médicos indican que la leche de crecimiento es un alimento especialmente diseñado para niños desde un año hasta tres años. Gracias a sus componentes, ayuda a complementar las necesidades nutritivas de los pequeños. Aunque su composición es muy similar a la leche de vaca en cuanto a su aporte proteico y de energía, las leches de crecimiento están enriquecidas con alrededor de 12 vitaminas, incluida la vitamina D y minerales como hierro, zinc, cobre, magnesio y ácidos grasos omega 3 que estimulan la respuesta saludable del organismo de los bebés.

En cuanto a los beneficios que ellas ofrecen, ciertas investigaciones arrojan que son buenas para ayudar a prevenir anemia en los niños sin causar cambios en su peso o altura. También aportan energía tal como lo hace la leche. Si bien, el consumo de leche de crecimiento es una alternativa durante la transición hacia el consumo de mayor cantidad de alimentos cuando los niños aún se adaptan a su nueva dieta sólida, se trata de un elemento complementario que no es estrictamente necesario incluir de forma rutinaria en la nutrición de los bebés.

Es decir, que si tu pequeño tiene 12 meses de edad o más puedes elegir entre ofrecerle leche de vaca entera o leche de crecimiento. Si te has decidido por la segunda opción, recuerda que debes consultar con el pediatra y que él la recete solo como un suplemento alimenticio y no como sustituto de una dieta sana y equilibrada. También puedes pasarte por Farmacia Cuesta La Villa y dejarte asesorar por nuestro equipo, en función de las necesidades de tu peque.

¿Cuál es la mejor leche de crecimiento?

En el mercado encontrarás una inmensa variedad de marcas de leches de crecimiento y fortificadas con distintos componentes. Lo más importante que debes tener en cuenta es que el producto que elijas contenga bajas cantidades de azúcar y nada de sabores como miel, galleta o cereales. Estos saborizantes son altos en azúcar y, por lo tanto, no resultan saludables para los niños.

Las leches de crecimiento entonces serán un complemento adecuado para apoyar la alimentación de los bebés que no perciben suficientes nutrientes con su dieta diaria. En cualquier caso, respaldarse con el pediatra es la mejor decisión para identificar si el pequeño las necesita como una fuente nutritiva adicional.