CUIDAMOS DE TU SALUD

Cuando llega la primavera más de 8 millones de personas en España son afectadas por el brote alérgico causado en esta época del año por el polen de algunas plantas. Pero existen algunos consejos claves que puedes poner en práctica para que la alergia no te frene y así disfrutar al máximo del buen clima que empieza y de los deliciosos aromas florales que te esperan fuera de casa.

Consejos para mantener a raya la alergia en primavera

Los síntomas más frecuentes de la alergia primaveral suelen ser estornudos, tos, congestión y secreción nasal, ojos rojos e hinchados, irritación y picor de garganta. No cabe duda de que esta época trae consigo uno de los brotes más grandes. Por ello, muchas personas deben modificar su rutina para evitar en lo posible sufrir las consecuencias de esta afección.

Para que no seas parte de esta estadística, te daremos algunos consejos de la mano de especialistas de la salud.

Consejos para evitar y aliviar la alergia primaveral:

  • Si padeces de rinitis alérgica con frecuencia es recomendable que evites salir a barrer el jardín o paseos al campo donde puedas entrar en contacto con polen y agentes alérgenos. Las horas con mayor proliferación de polen son entre las 5:00 y las 10:00, y entre las 19:00 y las 22:00.
  • A la hora de preparar los alimentos lava bien las frutas y verduras ya que pueden contener restos de polen en la superficie.
  • No pongas a secar la ropa limpia al aire libre en la temporada primaveral, el polen se adhiere fácilmente a las fibras de la ropa húmeda.
  • El aire acondicionado o humo de cigarrillo son agentes irritantes, tener contacto con ellos podría desatar un brote de alergia. Si necesitas sentir mayor frescura en el hogar instala filtros de polen en el aire acondicionado.
  • Si el pasto te afecta, evita tener contacto con él mientras se corta o realizar picnic en el césped fresco, podrías desatar una fuerte reacción alérgica.
  • Utiliza el aire acondicionado durante tus paseos en auto, evita abrir las ventanas. También es recomendable que evites trasladarte en bicicletas o motos.
  • Lleva anteojos durante tus paseos al aire libre para evitar picor, irritación y molestia en los ojos. Los anteojos funcionan como barrera y previenen la aparición de conjuntivitis alérgica.
  • Disminuye las caminatas matutinas, ya que en las mañanas existe mayor liberación de polen en el ambiente y podrían generar un efecto negativo.
  • Ventila tu casa durante corto periodos de tiempo para evitar en lo posible la circulación de elementos alérgenos. Preferiblemente en horas de medio día.
  • Para la limpieza del hogar utiliza el aspirador para retirar todo el polen que se ha podido introducir a la vivienda.

Por último, pero no menos importante, cuando aparecen los síntomas de alergia ¿Qué debemos hacer? Pues deben controlarse con medicamentos adecuados que resultan eficaces si se toman de forma regular. Sin embargo, no es recomendable automedicarse, acude al centro de salud más cercano para recibir el tratamiento indicado y poder adquirirlo en tu farmacia de confianza.