CUIDAMOS DE TU SALUD

La gripe es uno de los virus más comunes que existen, cada año millones de personas padecen sus síntomas, y a pesar de tratarse de una enfermedad tan común, pareciera que contraerla no puede evitarse. ¿Es así? Durante los cambios de estación, los cambios bruscos de temperatura y en especial, durante los meses más fríos del año es cuando más contagios suceden. ¿Cómo evitar padecer este cuadro viral? 

Consejos para evitar la gripe

La gripe es una enfermedad que se contagia, usualmente, por contacto o por vía aérea. Sin embargo, se pueden tomar en cuenta una serie de hábitos para evitar su desarrollo: 

 

  • Lávate las manos con frecuencia

Las manos son una de las zonas del cuerpo donde más se alojan los microbios. Lávalas con agua y jabón antibacterial atendiendo el área entre los dedos y debajo de las uñas. 30 segundos son más que suficientes.

 

  • Evita el frío y la humedad

Tanto para prevenir la gripe como el resfriado común y el catarro, es necesario evitar los ambientes húmedos o los cambios bruscos de temperaturas. Estos son unos de los principales detonantes. 

 

  • Lleva una dieta saludable

Consumir frutas y verduras, como fuente de vitaminas y minerales, ayuda a reforzar las defensas. Este es uno de los mejores remedios para la gripe. Y no olvides aquellos ricos en vitamina C.

 

  • Evita los ambientes de calor

Así como las bajas temperaturas suelen propiciar el desarrollo de la gripe, los ambientes con excesivo calor tienden a deshidratar y bajar las defensas, haciéndote propenso a contagios.

 

  • Mantén los espacios ventilados

En caso de contagio de gripe, mantener los espacios ventilados es imprescindible para prevenir la concentración del aire contaminado.

 

  • Intenta no compartir tus vasos

Considerando que este virus se contagia, sobre todo por vía aérea, evita compartir tus vasos u otros objetos para no exponerte al intercambio de secreciones (saliva, ante todo).

 

  • Consume líquidos tibios

Consumir líquidos previene la hidratación, lo que refuerza tu sistema inmune. Además, ayuda a eliminar la mucosidad y calmar el dolor de garganta.

 

  • Utiliza solución salina

La solución salida es una gran alternativa para limpiar las fosas nasales de la mucosidad, además las hidrata y no irrita.

 

  • Realiza gárgaras 

Las gárgaras ayudan a calmar la garganta irritada, un síntoma habitual de la gripe. Una mezcla sencilla de agua tibia, miel y limón brindará calma al dolor e incomodidad.

 

  • Ve a consulta médica

Un cuadro gripal puede traer consecuencias graves si no se atiende. Ve a consulta con un especialista al sentir los primeros síntomas. Evita automedicarte

La gripe es una enfermedad contagiosa que puede prevenirse o tratarse antes de que ocasione otras alteraciones en el organismo. Estos sencillos consejos serán de ayuda.